Técnicas de Relajación para corredores


Hay tres áreas principales en las que la capacidad de relajarse juega un papel importante en tu carrera:

  1. La capacidad de relajarse físicamente tiene un efecto tanto en el entrenamiento como durante las carreras.

  2. La capacidad de relajarse mentalmente evita cualquier estrés, nervios o aprensión indebidos tanto antes como en la situación de carrera que pueda afectar el rendimiento.

  3. La capacidad de relajarse por completo durante el descanso y la regeneración ayuda a la recuperación del corredor.  

Dado que hay tanto de qué preocuparse como corredor, desde el equipo hasta el estiramiento y el entrenamiento real, no es de extrañar que la relajación se convierta en una parte muy descuidada de la rutina de entrenamiento. A continuación se muestran algunos métodos que se pueden emplear en las áreas de entrenamiento físico, mental y de relajación.

Entrenamiento físico

Las técnicas de relajación y el buen rendimiento en la carrera se pueden demostrar viendo los deportes en la televisión. Notarás que el atleta que no está relajado o que se ha «tensado» generalmente perderá su forma de correr y el rendimiento se verá afectado. Esto demuestra claramente cómo la relajación mientras se corre es buena para el rendimiento.  

El lado físico del entrenamiento de relajación es un proceso lento, que evolucionará solo con la práctica. Para lograr una relajación adecuada, el corredor debe concentrarse en la técnica para que correr sea eficiente y económico. Para correr relajado, especialmente cuando se trabaja duro o se fatiga, el corredor debe tener en cuenta los siguientes tres puntos clave:  

  1. Mantenga las manos relajadas. Esto detendrá cualquier tensión en las manos que se mueven hacia arriba por los brazos y hacia los hombros y el área del cuello.

  2. La cabeza debe permanecer erguida y relajada, sin tensión en los músculos faciales y el cuello.

  3. El corredor debe concentrarse en retener su longitud normal de zancada. Esto es más importante cuando el corredor está trabajando duro o cansado, ya que al acortar el paso perderá distancia en cada paso subsiguiente.

Entrenamiento mental

Naturalmente, algunos corredores son mucho más fuertes mentalmente que otros corredores. Cuando las cosas se ponen difíciles, muchos corredores se ponen tensos y sucumben a algunos de los síntomas clásicos, como acortamiento de la zancada, tensión y pérdida de técnica. El atleta que sea más fuerte mentalmente podrá permanecer relajado y evitar estos obstáculos. El atleta que es más fuerte mentalmente también tendrá menos probabilidades de verse afectado por los nervios previos a la competencia.

Para superar los nervios, el corredor debe probar técnicas de ensayo mental. El corredor necesita pasar por todos los puntos positivos a su favor: qué tan bien ha ido el entrenamiento, cómo ha mejorado en los últimos meses y cuánto está disfrutando el desafío de la carrera.

Una vez que se ha logrado este estado de ánimo positivo, el corredor debe pasar por las áreas de importancia para la carrera, incluida la salida, el juicio del ritmo, la relajación, la longitud de la zancada y asegurarse de que haya suficiente en el tanque para un final fuerte.

De esta manera, el corredor eventualmente superará sus nervios y pondrá en práctica todos los puntos positivos para que pueda relajarse en la situación de carrera y competir lo mejor que pueda.

Entrenamiento de relajación

La tercera área de las técnicas de relajación para lograr un buen rendimiento en la carrera es el descanso y la regeneración . Esto debe ser un descanso completo de la carrera para que el corredor vuelva a entrenar completamente renovado y revitalizado, tanto física como mentalmente.

Una opción es tener un ‘descanso activo’ probando una actividad diferente a la carrera como el ciclismo o un deporte de equipo. Otras opciones incluyen un masaje deportivo , para que los músculos rígidos y tensos, particularmente en las piernas, estén completamente relajados y regenerados, listos para la próxima sesión. El entrenamiento en el agua es una forma ideal de relajar los músculos sin tener que soportar ningún peso sobre ellos. El corredor puede usar métodos de entrenamiento aeróbico normales en el agua usando un chaleco húmedo (ayuda a la flotabilidad), o simplemente seguir una rutina de natación para ayudar a recuperarse y mantener la condición aeróbica.

Los tres métodos de relajación, ya sean físicos, mentales o de regeneración, ayudarán al corredor a relajarse más. Es más probable que un corredor relajado vea que su técnica se mantiene bajo presión y, por lo tanto, aumenta sus posibilidades de una buena actuación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
!Por favor ayúdanos a compartirlo! un saludo😜

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar