¿Qué es la lumbalgia y cómo tratarla?

El dolor de espalda es uno de los que más atención nos genera, no solamente porque, dependiendo de su severidad puede dificultar nuestros movimientos, sino porque se relaciona con el funcionamiento y la actividad de diferentes órganos y sistemas que se encargan de la movilidad de nuestras extremidades, así como de mantener nuestra sensibilidad, fuerza y tono muscular.

¿Qué es la Lumbalgia?

Desde la totalidad de la columna vertebral que está compuesta por discos y articulaciones, salen diferentes nervios hacia áreas específicas de nuestro cuerpo y, cuando experimentamos malestar intenso, se dice que se ha producido una lesión.

Esta se debe a que los nervios deben correr libremente alrededor de la espina cervical para conectarse con los nervios de los demás órganos; y el dolor es la advertencia que nos indica que están obstruidos.

La sensación de dolor puede localizarse en diferentes áreas de la espalda, incluidas el área cervical, torácica, lumbar y el área del sacro o coxis.

Cuando experimentamos la sensación de dolor en el área baja de la espalda, se habla de
lumbalgia.

¿Cuáles son los Síntomas de la Lumbalgia?

Experimentar dolor de espalda baja puede ser sinónimo de varios problemas físicos. Si no
tienes seguridad de que se trate de lumbalgia, estos son algunos de los signos y causas más comunes:

  • El dolor puede estar localizado, lo que significa que, en ese momento está limitado a un área pequeña, siendo más agudo cuando te inclinas, ya sea hacia adelante o hacia atrás.
  • A causa del malestar persistente, el movimiento que posibilita la columna llega a restringirse a unos cuantos desplazamientos cortos de brazos y tronco.
  • Si sientes que el dolor se extiende desde la espalda baja hacia las nalgas, la ingle o la parte posterior del muslo, debes estar alerta.
  • Si ves o sientes que la parte lumbar de tu espalda presenta hinchazón o inflamación, así como dolor intenso en una de tus piernas, puede ser una señal de advertencia.
  • Cuando estornudas o toses, sientes dolor en la parte baja de la espalda.
  • El dolor aparece y desaparece. Es decir, es intermitente.

Si aparte del dolor que sientes en el área de la espalda baja, experimentas entumecimiento en los glúteos y la pierna junto con una sensación de hormigueo que se irradia desde la pierna hasta el pie, este tipo de dolor se conoce como ciática.

Causas de la Lumbalgia

A veces, las causas de la lumbalgia son difíciles de identificar, incluso después de que se hayan realizado pruebas médicas exhaustivas.

Dentro de las razones que llevan a que padezcamos de lumbalgia están el uso excesivo de la espalda para apoyar cargas pesadas, malos desplazamientos que incluyen el curvar la espalda cuando se hacen flexiones excesivas u otros movimientos repetitivos que involucran la región de la espalda baja.

Problemas como la osteoartritis o inflamación simétrica de las articulaciones que están en contacto con los huesos y la artritis espinal (espondilosis) también pueden ser factores desencadenantes.

Otras causas pueden incluir un disco deslizado o herniado, osteoporosis, estenosis espinal o compresión de los nervios espinales, escoliosis o curvatura anormal de la columna vertebral y tumores espinales, ya sean malignos o benignos.

Tratamientos de la Lumbalgia

Los tratamientos para la lumbalgia o dolor de la espalda baja varían según diversos factores tales como la edad, el peso y el nivel de actividad física que realiza una persona.

Una espalda fuerte, móvil y más saludable, es posible gracias a opciones de tratamiento contra el dolor que incluyen:

tratamiento_para_lumbalgia

  • Frío las primeras 24-48h
  • Ejercicios y estiramientos suaves
  • Ejercicios como yoga pilates…
  • Quiromasaje o masaje deportivo
  • Atención quiropráctica y manipulación espinal
  • Terapia física

Como manejar el Malestar Lumbar en Casa

Aproximadamente uno de cada cuatro españoles dice haber sufrido un episodio reciente de dolor lumbar; sin embargo, todos podemos experimentarlo en algún momento de nuestras vidas.

Si se trata de una lesión, sentirás entumecimiento y debilidad u hormigueo en las piernas. Es recomendable que llames a tu médico de cabecera, de inmediato.

Si el dolor que sientes es leve, aquí hay algunos consejos simples para que pruebes en casa.

ver el artículo las mejores pistolas de masaje

Te dejo éstas pistolas de masaje para tratar los músculos lumbares.

  • Usa compresas frías: El hielo es la mejor solución para aplicar en las zonas afectadas en las primeras 24 a 48 horas después de sufrir una lesión, ya que reduce la inflamación.
    Debes dejar la compresa sobre el área afectada durante 20 minutos, retirándola un momento para que la piel descanse.
  • Haz ejercicio. Realizar actividades diarias como hacer la cama, ir a trabajar o pasear al perro por el parque, son ejercicios que se pueden hacer para reducir el dolor, que puede agravarse si se mantiene una misma postura durante mucho tiempo.
    Los ejercicios aeróbicos regulares como nadar, andar en bicicleta y caminar, ayudan a mantener la espalda móvil.
    Una vez que el dolor de espalda baja ha disminuido, ya se pueden trabajar los músculos que la sostienen, incluidos los músculos extensores de la espalda.
    La idea es ayudar a mantener la postura y alineación de la espalda y la columna vertebral.
    Hacer ejercicios de cadera, pelvis y abdomen, después de una sesión de masaje o electroterapia son  excelentes apoyos para el tratamiento del dolor.
  • Piensa ergonómicamente: Diseña un espacio de trabajo o descanso adecuado para no tener la necesidad de inclinarte hacia adelante para ver el monitor del ordenador o alcanzar el ratón; así como para recostarte hacia atrás cuando quieres ver la televisión o simplemente descansar, evitando una sobrecarga en el área de la espalda baja. Es buena idea que mantengas ambos pies firmemente plantados en el piso.
  • Cuida tu postura. Debes tener especial cuidado con la postura al momento de levantar objetos pesados. Nunca dobles la cintura hacia atrás. En cambio, flexiona y endereza las rodillas.

Conclusión

El tratamiento óptimo de la lumbalgia lleva tiempo e involucra varios enfoques: desde el fortalecimiento de los músculos hasta el trabajo de control del dolor mediante varias sesiones de quiromasaje, usando camillas para masajes adecuadas a cada persona; con el fin de contribuir a mejorar el funcionamiento de los nervios espinales.

Quizá te interese:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
!Por favor ayúdanos a compartirlo! un saludo😜

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar