8 Cosas Que pueden causar Una Lesión al correr


Aparte del dolor de una lesión al correr, siempre existe la frustración de no poder correr y ver que todas las ganancias de entrenamiento que tanto le costó ganar se desperdician. Sin embargo, es posible evitar una lesión al correr, siempre que tome ciertas medidas de precaución y esté atento.

Es un escenario bastante común que tu entrenamiento de carrera vaya realmente bien, de modo que sientas que estás haciendo un progreso real, solo para ser golpeado por una lesión. Una vez que no pueda entrenar, sentirá que todo su arduo trabajo durante los meses anteriores está empezando a deshacerse.

¿Pero lo es realmente? Miles de corredores se identificarán con este escenario, y se le podría perdonar que piense que volverá al punto de partida cuando pueda reanudar la carrera. Sin embargo, hay muchos pasos positivos que puedes tomar para acelerar la recuperación de la carrera y ayudarte a mantener la fuerza muscular, la flexibilidad y la aptitud cardiovascular, de modo que puedas volver a tus distancias de carrera anteriores más temprano que tarde.


Evaluación de su lesión al correr

El período forzado de descanso o entrenamiento reducido que sigue a una lesión es el momento en el que debe aprovechar la oportunidad para evaluar cómo y por qué se lesionó en primer lugar. Evaluar las razones de su lesión no solo ayudará a tratar la lesión, sino también a asegurarse de que no se repita.

Las causas de las lesiones por correr suelen incluir:

1

Demasiado corriendo demasiado pronto

Correr implica una acción repetitiva, con el mismo movimiento repetido miles de veces durante cada sesión de carrera. Esto puede provocar lesiones por uso excesivo. Además, si se trata de un aumento demasiado rápido en el kilometraje, esto puede aumentar las posibilidades de que ocurra una lesión. Como regla general, debe evitar aumentar su kilometraje semanal total o la distancia máxima de su carrera más larga en más del 10 por ciento. Esto permitirá que su cuerpo se adapte a las mayores tensiones bajo las que está siendo sometido.

2

Demasiado rápido con demasiada frecuencia

La carrera a un ritmo más rápido coloca al cuerpo bajo una mayor tensión debido a un mayor impacto en la superficie y los músculos se estiran aún más con una mayor longitud de zancada y una cadencia más rápida. La regla del 10 por ciento se puede aplicar a carreras más rápidas, por lo que sus sesiones de calidad rápida (excluyendo el calentamiento y el enfriamiento) no superan el 10 por ciento de su kilometraje semanal total.

3

Muy poco tiempo de recuperación entre ejecuciones

Las mejoras del entrenamiento no ocurren durante la sesión de entrenamiento en sí, sino durante los períodos de descanso cuando el cuerpo se está recuperando. El entrenamiento fatiga y estresa al cuerpo, y es durante el descanso cuando se repara y se reconstruye, adaptándose para hacer frente al aumento de carga que le está poniendo. Saltarse los días de descanso y las sesiones de recuperación le niega al cuerpo la oportunidad de repararse y puede ponerlo en un camino hacia una lesión.

4

Elección de la superficie de carrera

Diferentes superficies de carrera impactan en el cuerpo en diversos grados. Correr fuera de la carretera desafía el equilibrio y la coordinación del cuerpo mucho más que correr en la carretera debido a las superficies inestables en las que corre. Esto impone más exigencias a las rodillas y los tobillos y puede provocar tirones de músculos y tendones. Del mismo modo, correr únicamente sobre superficies como concreto y asfalto o asfalto puede provocar afecciones como calambres en las piernas o lesiones por uso excesivo. La mejor solución es variar las superficies de carrera e introducir los cambios gradualmente.

5

Entrenamiento complementario (por ejemplo, trabajo en el gimnasio)

Los corredores comprometidos a menudo harán algo más que correr, en un esfuerzo por mejorar. El entrenamiento de resistencia puede ser beneficioso para un corredor, pero es fácil realizar el entrenamiento incorrecto o el entrenamiento correcto incorrectamente. Un buen ejemplo sería un corredor que aumenta la fuerza de las piernas en el gimnasio. Si se concentraran únicamente en los músculos cuádriceps (parte delantera del muslo), esto podría provocar un desequilibrio entre la fuerza en los cuádriceps y los músculos isquiotibiales, lo que eventualmente podría resultar en un tirón de los isquiotibiales.

6

Zapatos para correr incorrectos

Los corredores novatos a menudo sufrirán una lesión debido a que tienen zapatos incorrectos para su forma de andar (la forma en que aterriza su pie). Todos los corredores deben buscar el asesoramiento de un especialista en calzado para correr, quien puede asesorar sobre las mejores opciones de calzado para su tipo de pie y movimiento del pie.

7

Flexibilidad insuficiente

La falta de flexibilidad explica un gran porcentaje de las lesiones al correr. Los músculos tensos e inflexibles se parecen mucho a una banda elástica que no se ha estirado durante meses; trate de estirarla demasiado y demasiado rápido y lo más probable es que se rompa. El trabajo regular de flexibilidad ayudará a mantener su cuerpo en equilibrio, sus músculos flexibles y sueltos y también asegurará que su rango de movimiento no se vea comprometido.

8

Eventos de carrera

Correr puede ser un riesgo para el corredor porque su ventaja competitiva se activa. En una situación de carrera, un corredor se esforzará más que en una carrera de entrenamiento, por lo que la competencia frecuente puede aumentar la probabilidad de sufrir una lesión, especialmente si el tiempo de recuperación es insuficiente. permitido entre carreras. La solución es no correr demasiado y permitir siempre una recuperación suficiente después de la carrera.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
!Por favor ayúdanos a compartirlo! un saludo😜

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar