5 Secretos para dominar tu Carrera y Que hacer DESPUÉS


A continuación se ofrecen algunos consejos sobre la preparación para la carrera y qué hacer después, incluido cómo recuperarse de forma eficaz.

Resista la tentación de abarrotar cualquier entrenamiento de última hora; no hará que esté más en forma, ¡solo que más cansado! Si quieres tener la mejor oportunidad posible de triunfar en tu carrera, entonces debes reducir tu entrenamiento para que tus piernas estén frescas y te sientas vigorizado y listo para rodar tanto física como mentalmente. La mejor manera de hacer esto es disminuir el volumen de tu entrenamiento pero manteniendo la intensidad y la frecuencia para que no te sientas lento el día de la carrera. La duración de su puesta a punto debe depender de la distancia que está corriendo, sus objetivos y el nivel de importancia que le da a la carrera y puede ser de 7 a 21 días.

2

Prepara tus tiendas de carbohidratos

Cuando corres, los carbohidratos son el combustible preferido de tu cuerpo, ya que se descomponen rápidamente y pueden producir energía rápidamente. Para distancias más cortas (10k y menos), no hay necesidad de cargar carbohidratos, sin embargo, debe buscar maximizar la disponibilidad de carbohidratos para sus músculos antes del comienzo. A menudo, esto solo significa ‘recargar’ sus tiendas. Trate de comer un desayuno a base de carbohidratos de fácil digestión, como tostadas, miel y un plátano, e intente tomar un gel de carbohidratos o una pequeña cantidad de bebida deportiva 15 a 20 minutos antes del comienzo.

3

Calienta bien

Cuando pasa del descanso al ejercicio, la demanda de oxígeno de su cuerpo aumenta drásticamente para producir la energía requerida. De hecho, ¡su tasa metabólica podría aumentar hasta 10 veces en solo unos segundos después del disparo del arma de inicio! Sin embargo, nuestros cuerpos luchan por satisfacer estas demandas de oxígeno inicialmente, ya que pueden pasar varios minutos hasta que parte del sistema de energía se active por completo.

Varios estudios han demostrado que incluir algunos períodos cortos de ejercicio de alta intensidad en el calentamiento puede ayudar a acelerar la velocidad a la que su cuerpo puede absorber oxígeno a medida que pasa del descanso al ejercicio. Para preparar sus sistemas de energía anaeróbica y hacer que su sistema neuromuscular se active, intente algunos pasos rápidos y extendidos como parte de su rutina de calentamiento. Esto te ayudará a estar listo para alcanzar tu ritmo objetivo desde el arma y evitar esa sensación de lentitud que a menudo puede ocurrir durante el primer kilómetro más o menos. Intente incluir 2-3 zancadas rápidas de 150 m a ritmo de carrera como parte de su calentamiento.

4

Practica el ritmo

Un mal juicio del ritmo es una forma segura de anotar un resultado de carrera decepcionante. Como cualquier habilidad, un buen ritmo requiere práctica . A medida que te acercas a tu carrera objetivo, es una buena idea incorporar algunos intervalos de ritmo de carrera en los que te concentres en establecer un buen ritmo y «sentir» el ritmo para que el día de la carrera se convierta en algo natural.

5

¡Mantén tus ojos en el premio!

Perder la concentración es sin duda una de las formas más sencillas de perder tiempo durante una carrera. Durante la segunda mitad de una carrera, cuando la fatiga comienza a aparecer es cuando esa vocecita en tu cabeza tiende a apoderarse de tu mente con pensamientos negativos. También es cuando es más probable que se deteriore tu forma de correr. Por lo tanto, concentrarse en su técnica de carrera tiene dos beneficios. Le permite detectar lapsos de forma que son ineficaces, al mismo tiempo que proporciona una gran distracción para ocupar su mente cuando las cosas se ponen difíciles, manteniendo a raya esa voz irracional.


Y después de la carrera….

¡Recuperar!

A menudo, cuando has logrado tu mejor marca personal o superado tu objetivo previo a la carrera, es fácil quedar atrapado en esa euforia posterior a la carrera y olvidarte de cuidar tu cuerpo. Una buena recuperación después de la carrera reduce la probabilidad de lesiones después de la carrera y le permite reanudar el entrenamiento normal en menos tiempo. Si puedes, haz un trote lento para refrescarte (¡a menos que hayas corrido un maratón, por supuesto!) Y asegúrate de rehidratarte y repostar con una combinación de carbohidratos y proteínas en 30 minutos.

¡Celebre su logro!

Si ha superado su carrera, asegúrese de tomarse un tiempo para reflexionar sobre su logro. ¡Regálate algo, te lo mereces después de tanto trabajo!

Establecer una nueva meta

Una vez que se haya recuperado y haya celebrado su logro, es hora de fijarse un nuevo objetivo. No es raro después de una carrera exitosa experimentar un poco de «caída de adrenalina». Sin embargo, establecer una nueva meta aumentará su motivación y le dará a su entrenamiento un poderoso sentido de propósito.

Crédito de la imagen: Max Herman / Shutterstock.com

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
!Por favor ayúdanos a compartirlo! un saludo😜

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar